Pasado el filtro de la Cámara de Diputados en votación ajustada, el proyecto de ley que legaliza el aborto ingresó este martes al Senado y será girado a las comisiones de Salud y de Justicia y Asuntos Penales, cuyos presidentes deberán establecer en las próximas horas el cronograma de audiencias en el marco del cual se desarrollará el debate en la cámara alta, informaron fuentes parlamentarias.

De esta manera, la despenalización del aborto ingresa ahora en su etapa crucial en el Senado, cuyos referentes del oficialismo y la oposición no solo adelantaron su apoyo a la medida, sino que también auguraron un tratamiento rápido en la Cámara alta.

Apenas sancionada la iniciativa en Diputados la semana pasada, los jefes de las dos bancadas mayoritarias del Senado, Luis Naidenoff, de Cambiemos, y Miguel Pichetto, del peronismo, declararon públicamente que la propuesta debe recibir «rápido» aval del Senado, una Cámara tradicionalmente considerada más conservadora, pero que ya está dando señales de ir en sintonía con la «marea verde» a nivel nacional que influyó en la votación en Diputados.

En este sentido, el referente peronista consideró que «hay que comprender los cambios que se dan en la sociedad, en consecuencia, reconocer y legislar los nuevos derechos, que en este caso se produce a partir del planteo legítimo del colectivo de mujeres».

«Espero que los senadores del PJ acompañen este cambio», expresó Pichetto, al tiempo que evaluó que «el peronismo tiene que tener una actitud valiente ligada al cambio; comprender los procesos históricos».