A pocas horas de presentar su proyecto de reforma judicial, el presidente Alberto Fernández negó hoy que pretenda ampliar la cantidad de miembros de la Corte Suprema de Justicia, pero advirtió que «funciona mal».

«Nunca hablé de cambiar la Corte. Yo siempre dije que el problema de la Corte no es el número de los miembros», afirmó el jefe del Estado, en diálogo con Radio con Vos.

«Toda mi vida he dicho que el problema de la Corte no está en el número, con cinco miembros puede funcionar. Lo que sí digo es que así está funcionando mal. Con cualquiera que usted hable le dice que la Corte está virtualmente paralizada», agregó.

El Presidente también rechazó que Cristina Kirchner lo haya presionado para impulsar la reforma: «¿Cómo alguien puede pensar que esto es algo impuesto por Cristina? Yo estoy indignado con lo que ha pasado en la Justicia en los últimos años», afirmó. «Yo estoy intentando hacer un mejor sistema de Justicia en Argentina», insistió.

Por otra parte, remarcó que cambió su opinión sobre el juicio por jurados. «Creo que es más difícil que los medios influyan sobre once jurados que sobre un juez. Ya tengo constatado que sobre un juez influyen», sostuvo.

Además, Fernández criticó la reacción de Juntos por el Cambio al proyecto oficial para revisar el funcionamiento de la Justicia y del máximo tribunal. Señaló que la oposición «tiene todas las posibilidades de plantear sus pareceres» sobre la reforma, ya que no se trata de una iniciativa establecida por «un decreto de necesidad y urgencia».

«Estamos abiertos [a escuchar a la oposición], porque lo único que queremos es que la Justicia funcione de otro modo», sostuvo.

En la previa de la reunión con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, el Presidente dijo que se está frente a «un problema» en el AMBA ante el avance del coronavirus.

«Nos ha ido relativamente bien con la pandemia porque no tenemos que lamentar tantas víctimas. Pero tenemos que ponernos firmes porque no está funcionando esto», planteó.

«Es muy posible que la curva vuelva a tender a bajar y después a subir. Eso tiene que ver con la gente en la calle, encontrándose», agregó.

El jefe de Estado ratificó el lanzamiento de una «batería de medidas», que está «coordinando con los gobernadores» para la pospandemia. En ese sentido sostuvo que «cuando la situación se normalice vamos a poder reactivarnos con mucha velocidad».