El presidente Alberto Fernández envió una carta a su par ruso, Vladimir Putin, para felicitarlo por haber logrado dar con una vacuna contra con el Covid-19 y le recordó el sentir común de ambos acerca de la necesidad de que esta clase de medicamentos sean de acceso irrestricto para todo el mundo.

«En mi nombre y el de mis compatriotas, le ruego tenga a bien transmitir a los hombres y mujeres de ciencia rusos que trabajaron en la vacuna contra el coronavirus que hoy [por ayer] se ha registrado, las felicitaciones por un logro que quedará entre las páginas indelebles de la historia de la medicina mundial»,escribió Fernández.

El mandatario le envió la carta a Putin el mismo día que se registró el roce más fuerte hasta ahora con el gobierno de Estados Unidos, e hizo mención a la pulseada geopolítica en la búsqueda de la vacuna contra el virus. Fernández apuntó contra quienes «insisten en presentar los distintos desarrollos de vacunas como una carrera entre países» y aseguró que la pandemia sirvió «para unirnos como personas con un destino común sin distinción de nacionalidades».

«Celebré sus palabras de mayo, cuando señalara que la ‘primera prioridad continúa siendo la vida, la salud y la seguridad de la personas’ mientras anunciaba una serie de medidas para paliar la epidemia en Rusia, protegiendo a los más vulnerables. Estas son ideas que comparto y que han dictado nuestra propia acción», profundizó Fernández, que se prepara para anunciar la décima extensión de la cuarentena.

Asimismo, el Presidente reiteró su postura internacional frente al eventual hallazgo de la vacuna, que debe ser de «acceso equitativo y no discriminatorio de todos los estados».

«Falta aún para superar esta pandemia, pero hoy desde Rusia ha llegado una buena nueva que nos permite enfrentar este difícil presente imaginando un mejor futuro», concluyó el Presidente.

El presidente de Rusia anunció ayer que su país registró la primera vacuna efectiva contra el coronavirus, a la que denominó Sputnik V. Según dijo, los análisis indican que la vacuna demostró su eficacia durante las pruebas, y ofrece una inmunidad duradera contra el virus.

La comunidad científica, sin embargo, hizo notar su desconfianza debido a la falta de información sobre la vacuna, que recién ingresó en la fase 3 de pruebas, que puede demorar meses.