El Gobierno publicó hoy en el Boletín Oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 967/18 que establece como feriado el día viernes 30 de noviembre de 2018 en la Ciudad de Buenos Aires con motivo del inicio de la Cumbre de Líderes del Grupo de los 20. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió que durante el evento «no vamos a permitir caras tapadas, ni mochilas con piedras».

El Ejecutivo ya había enviado al Congreso un proyecto para formalizar el feriado por ley, donde la iniciativa se trabó. Ahora, a exactamente un mes de la Cumbre -que se celebrará el viernes 30 de noviembre y el sábado 1 de diciembre- la labor parlamentaria parece exclusiva del Presupuesto. Por eso, el Gobierno decidió ir por el DNU, 

Según explica su publicación, el decreto sigue los mismo fundamentos que el proyecto que se estaba tratando en el Congreso. Es decir, que «se minimice el impacto urbano producto de la disminución de la circulación de las personas y se favorezca la ejecución de todas las tareas que resultan necesarias para el desarrollo exitoso de la cumbre«.

El Gobierno busca que se descomprima
el transito en la Ciudad 
y optimizar la
ejecución de las tareas de logística 
y
seguridad durante la cumbre. 

Así las cosas, el Gobierno busca que los porteños aprovechen el fin de semana largo, circulen lo menos posible la ciudad y así faciliten la logística que –aun con una ciudad semi desierta- será muy complicada… Es que los principales líderes del mundo, como el norteamericano Donald Trump, la alemana Angela Merkel o el ruso Vladimir Putin, tendrán que circular desde sus alojamientos hasta el predio de Costa Salguero, donde se celebrará la Cumbre. Articular los traslados de los presidentes, de todas formas, sigue siendo un desafío.

Anoche, Bullrich se refirió a la cumbre del G20 y habló sobre las medidas de seguridad que se tomarán para no padecer incidentes como los que se vivieron hace una semana en el Congreso, cuando se debatió el Presupuesto 2019.

Resultado de imagen para Patricia bullrich

 

«Hemos tenido 55 reuniones del G20, todas perfectas; la seguridad del G20 está absolutamente garantizada. Vamos a poner reglas del juego muy claras, no vamos a permitir caras tapadas, ni mochilas con piedras para que los que quieran ir a manifestar puedan gritar todo lo que quieran, pero sin romper nada. Nuestro objetivo va a ser que esto sea en otro lugar, con visibilidad y medios de prensa, pero ordenado y sin violencia. Son condiciones estrictas y con mucha profesionalidad», explicó la funcionaria en diálogo con Desde el Llano (TN).

En tanto, Bullrich volvió a hablar sobre los incidentes que se vivieron el miércoles pasado en las afueras del Congreso, donde hubo balazos de goma de la policía y piedrazos de manifestantes, y descartó que los venezolanos detenidos sea parte del servicio de inteligencia del gobierno de Nicolás Maduro.