El gobierno de Javier Milei resolvió este lunes cerrar los registros para exportar granos y subproductos agrícolas, tras la gran suma de anotaciones que se produjeron durante la jornada frente a la especulación de un nuevo tipo de cambio. 

La decisión fue llevada a cabo por la Subsecretaría de Mercados Agroalimentarios y Negociaciones Internacionales, que depende de la Secretaría de Bioeconomía, que reemplazó a Agricultura en el rediseño del Estado.

“De conformidad con los términos del artículo 18 de la resolución N° RESOL-2019-128- APN-MAGYP de fecha 14 de noviembre de 2019 del exMinisterio de Agricultura, Ganadería y Pesca, y habiendo recibido las correspondientes instrucciones del señor Secretario de Bioeconomía; esta Subsecretaría de Mercados Agroalimentarios y Negociaciones Internacionales pone en conocimiento del Sector Exportador de los productos agrícolas comprendidos en el régimen creado por la ley N° 21.453, que a partir de las 17:00 hs. del día 11 de diciembre de 2023 se procede al cierre del registro de las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior hasta nuevo aviso”, comunicaron.

Durante la primera jornada luego de la asunción de Milei, y a la espera del anuncio del plan económico por parte del ministro de Economía Luis “Toto” Caputo, se habrían registrado más de 1,7 millones de toneladas de granos.

Según trascendió de fuentes del sector comercial, la decisión se adoptó para “evitar que se anoten con retenciones a precios [de los granos] más baratos”. Sucede que podría haber una diferencia con los derechos de exportación abonados.

De acuerdo a una fuente de la actividad, en medio de la expectativa de una pronta devaluación el ritmo de registro de declaraciones juradas por parte de los exportadores se venía acelerando en los últimos días. “En lo que va de diciembre hicieron DJVE por 6,7 millones de toneladas de maíz [1,6 millones de toneladas correspondientes a la pasada campaña 2022/23 y 5,1 millones de toneladas del ciclo próximo 2023/24]”, indicaron.