El Gobierno nacional convocará a un nuevo Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil después de las PASO para actualizar el piso de remuneraciones que actualmente es de $12.500 para un trabajador en blanco.

La convocatoria del ministerio de Producción y Trabajo que encabeza Dante Sica está agendada para la segunda quincena del mes próximo, aunque aún no están definido cuál será el porcentaje de actualización del salario mínimo.

Desde agosto del año pasado, cuando se determinó el último aumento de piso de ingresos, hasta junio la inflación acumulada fue de 42,2%.

La suba del SMVM podría emular las negociaciones salariales cerradas de los principales gremios, que rondaron el 28%, aunque con cláusulas de revisión. El piso salarial suele funcionar además como referencia para los trabajadores fuera de convenio y en negro. También se verán impactados los seguros por desempleo.

Será la primera reunión del consejo salarial conducida por Sica. En 2018 el ministro de Trabajo todavía era Jorge Triaca. Días después de decretado el incremento, una nueva crisis cambiaria obligó al Gobierno a renegociar un acuerdo con el FMI y recortó la mitad de los ministerios nacionales para dar una señal de ajuste de las cuentas públicas.

Desde ese momento Trabajo pasó a ser una secretaría de Estado que integra el Ministerio de Producción. El último aumento fue de 25% desde los $10.000 vigentes en ese entonces hasta los $12.500 actuales. Los aumentos fueron otorgados en tres tramos: septiembre (7%) y diciembre (6%) del año pasado, y marzo de 2019 el porcentaje restante.

La aceleración inflacionaria provocó que el salario mínimo cubra cada vez una porción menor de la canasta básica. Según informó este miércoles TN.com.ar, para no caer en la indigencia un hogar compuesto por dos adultos y dos chicos necesitó en junio $12.409,72. El piso salarial de $12.500 apenas cubre el valor de la canasta alimentaria.

La brecha entre la indigencia familiar y el salario mínimo es la menor desde, al menos, abril de 2016, según los registros oficiales de salarios (Secretaría de Trabajo) y canastas (Indec). En abril de 2016, el salario mínimo era de $6060, mientras que la canasta alimentaria de una familia tipo estaba valuada en $4988,25. La diferencia era del 21%.