Pueden haber cambiado las figuras pero, como dice el Presidente Mauricio Macri, el rumbo no se cambia. Y los tarifazos tampoco. Ahora, y a menos de una semana del anuncio de los aumentos en el transporte, el ministro de Energía, Javier Iguacel adelantó que mañana habrá un incremento de hasta un 30% en la tarifa de la luz, mientras que para los combustibles será entre un 5 y 8%.

Según se anticipó, el incremento en las tarifas de luz entrará en vigencia a partir del miércoles, ya que habrá un nuevo cuadro tarifario para las empresas de distribución eléctrica Edesur y Edenor que operan en la Ciudad de Buenos Aires y en el Conurbano bonaerense. Es que a partir de 1º de agosto habrá un nuevo esquema.

Los aumentos entrarán en vigencia mañana
y serían publicados 
el jueves en el Boletín
Oficial. Aún se desconoce si el gas 
será
incluido en los aumentos.

Asimismo, Iguacel adelantó que la suba alcanzará entre un 25% y 30%, ya que la distribuidoras enfrentarán un incremento del costo de la generación eléctrica por una recomposición, debido a la inflación mayorista, de esto seis meses. Sin embargo, aún no se conoció cuál será el costo del precio mayorista de la energía.

De todas maneras, este anuncio fue tomado por sorpresa por las mismas empresas, ya que esperaban que se replicara lo sucedido durante el año pasado, donde esta variación en los cuadros tarifarios se pospuso hasta finales de año. Incluso, había trascendido que el incremento sería anunciado recién en septiembre.

En tanto, en el caso de los combustibles el aumento será de hasta un 5% para los denominados «básicos», es decir en nafta súper y gasoil, siendo que en lo que va del año se registra una suba del 22%. Mientras que para los  «premium» el incremento será del 8%, con lo cual se calcula que el alza se ubica en el 27%.