Este sábado, la Policía bonaerense detuvo al tercer sospechoso por el asesinato de Lautaro Alvaredo, el joven de 19 años que había recibido una brutal patada en la cabeza en medio de un ataque a la salida de un boliche en Laferrere el domingo 5 de noviembre.

El papá de Lautaro, Diego Alvarado, confirmó a Clarín que encontraron al último implicado en la muerte de su hijo. “Según lo que nos dijo el fiscal eran tres los que realmente cometieron el crimen. Este último no es solo el que le pega la patada, sino el que también le roba el celular a mi hijo”, señaló.

Fernando Burlando, el abogado de la familia, detalló que el sospechoso se llama Patricio Nicolás Moreira (19) y se suma a los dos detenidos que ya tenía el caso: Ian Noguera (19) y Fabricio Román Stella (18). Noguera, presunto autor de la patada en la cabeza, ya fue indagado por el fiscal Matías Folino, pero se negó a declarar. En tanto Stella declaró que participó de una pelea en la que él también recibió golpes y que se defendió.

El último detenido, que se hace llamar “Leito”, era del que “menos información había sobre su paradero, porque las imágenes eran poco claras”.

En los videos se lo ve arriba de una moto. El se baja de ahí, le pega una patada a Lautaro, le saca el teléfono del bolsillo y se lo lleva. A partir de las filmaciones, empieza a trabajar la policía y se llega a un dato a través de las redes sociales. ‘Leito’ había borrado todo, pero se llegó a tomar capturas donde se detecta la moto. El viernes se mandó a mejorar la imagen del rostro y paralelamente comenzaron a buscar el trayecto de esa moto desde el boliche hasta las posibles casas”, comentó el abogado.

Luego de investigar tres posibles viviendas, la Policía bonaerense logró identificar la correcta. “Este no sale nunca más en la vida, porque, obviamente, hay mucha prueba”, aseguró Burlando, quien sostuvo que aún puede haber otros dos jóvenes implicados, una mujer y un hombre, que también aparecen en las filmaciones. Tal como se hizo en el caso de Fernando Baéz Sosa, se pidió a las autoridades que se mejore la calidad de la imagen para tener mejor precisión.

“Estamos muy conformes con la investigación y el fiscal. Ahora vamos a profundizar la investigación en las personas que estaban con los tres detenidos. Esto nos da mucha tranquilidad, desde el punto de vista jurídico”, cerró.

El papá de Lautaro coincidió: “La Justicia está actuando rápido y nos genera un gran alivio. Esperamos que se haga justicia y que no quede todo en la nada y que realmente pague quien tenga que pagar. Hace días que no dormimos, hoy podemos decir que vamos a dormir un poco más aliviados”.

La causa fue caratulada como «homicidio agravado por alevosía», un delito que tiene penas de prisión perpetua.

La pelea comenzó en el interior de Cyrux, un boliche ubicado en Luro y Pedro Obligado de Laferrere. Un amigo de Lautaro discutió con otro joven dentro del local porque le habían roto los anteojos y la disputa siguió afuera.

Según pudo verse en una cámara de seguridad que se difundió en las horas posteriores, la pelea duró poco más de dos minutos. En un momento, Lautaro cayó al suelo y recibió un golpe en la cabeza.