La justicia arrestó en las últimas horas a otro empresario, acusado de pagar coimas al Ministerio de Planificación Federal durante la administración del kirchnerismo. Se trata de Francisco Valenti, director del grupo Pescarmona, quien fue aprehendido en el Aeropuerto de Ezeiza cuando regresaba de sus vacaciones en el sudeste asiático.

Luego de que la semana pasada estallara el escándalo por unos 8 cuadernos que confeccionó Oscar Centeno, exchofer de Ricardo Baratta, hombre de confianza y mano derecha de Julio De Vido en el ministerio de Planificación, las detenciones de empresarios y exfuncionarios continúan. Hasta ahora, con la detenciónde Valenti, ya son 17 y solo permanece prófugo Oscar Thomas, exdirector ejecutivo del Ente Binacional Yacyretá.

De acuerdo a los escritos de Centeno,
Valenti habría aportado 
US$ 2,3 millones
a funcionarios a modo de sobornos en la
obra pública.

El ahora detenido empresario es mencionado en varias oportunidades por el exchofer de Baratta en sus «cuadernos de las coimas», siendo que, incluso, detalló que el hombre le entregó 2,8 millones de dólares al exfuncionario. «Cuando Baratta se encontraba con Valenti, recibía bolsos con dinero y cajas de espumantes de la bodega Lagarde», relató Centeno el 23 de septiembre de 2009.

También se hallan detenidos el ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta; su mano derecha, Nelson Lazarte; el ex secretario legal de Planificación Rafael Llorens; el ex secretario de Juan Manuel Abal Medina Hugo Larraburu, el ex asesor de Planificación Hernán Gómez y el ex funcionadario de esa cartera Fabián García Ramón.

Por el lado empresarial, se encuentran arrestados Juan Carlos Goycochea, Carlos Mundin (BTU SA), Walter Fagyas (Enarsa), Javier Sánchez Caballero (Lecsa), Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), Jorge Neira (Electroingeniería), Armando Losón (Albanesi), Claudio Guzmán (Sociedad Latinoamericana de Inversiones) y el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner.