Luego de permanecer más de dos meses prófugo de la Justicia, el periodista Ezequiel Guazzora fue detenido en la madrugada de este sábado por la División Trata de Personas de la Policía Federal Argentina, en la casa de un amigo en la calle Carlos Tejedor al 1300, municipio de Merlo, donde estaba escondido.

Guazzora era buscado a raíz de la denuncia de una ONG ante la PROTEX, hoy en día causa que lleva el Juzgado Nac. en lo Crim. y Correc. Nº 54 del Dr. Santiago Bignone, Sec. N° 73 a/c Dra. Claudia Cavalleri, juntamente con la Unidad Fiscal de Búsqueda de Prófugos (UFECI) a cargo del Doctor Carlos María Campagnoli.

El hecho que se le imputa es haber abusado sexualmente de una menor de quince años entregada por su madre al depravado a cambio de estupefacientes tanto para la víctima como para su progenitora.

Al inmueble se arribó como resultado de análisis telefónicos – el buscado cambio tres veces de celular -, barridos de antena, tareas de campo encubiertas que se fueron realizando día tras día de manera minuciosa por los pesquisas, acorde a datos aportados por testigos a la línea 134.

Según pudo averiguar Noticias Argentinas, en el momento del arresto Guazzora estaba ensobrando boletas para candidatos de Gustavo Menéndez, actual intendente de Merlo.

Hasta hoy regía una recompensa de cuatro millones de pesos para quien aporte datos del acusado.

Con el fin de evadir el accionar policial, Guazzora había cambiado su fisonomía, ya no es mas el barbado y sonriente que luce en las imágenes de sus redes sociales, hoy en día luce pelado, afeitado y mas relleno – para despistar a las fuerzas de seguridad y ocultarse mejor -.