Facundo Alejandro Ortiz, el joven de 23 años que estaba prófugo y hace un mes con pedido de captura acusado de ser uno de los asesinos de Morena Domínguez, la niña de 11 años que el 9 de agosto murió tras ser golpeada y arrastrada por motochorros que le robaron cuando llegaba a su escuela en el partido bonaerense de Lanús, fue detenido este viernes en la ciudad de Punta Lara, informaron fuentes policiales y judiciales.

La detención de Ortiz, cuya fotografía había sido difundida por la Justicia hace dos semanas, fue concretada por efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) de la comisaría 5ta. de Lanús, y su comisario, Javier Paola, quienes viajaron a Punta Lara y lo ataparon la madrugada de este viernes.

Fuentes de la investigación revelaron a Télam que hace unos días detectives de las Divisiones Homicidios tanto de la policía bonaerense como de la Ciudad, habían obtenido el dato de que Ortiz estaba refugiado en el Barrio Ricciardelli (ex 1.11.14) del Bajo Flores porteño.

«Lo teníamos acorralado en la 1.11.14 pero logró escapar rumbo a Punta Lara y allí pudimos localizarlo y detenerlo», dijo a Télam un jefe policial que participó de la investigación.

Ortiz ya fue trasladado a los calabozos de la comisaría 5ta. de Lanús, en Villa Diamante, ubicada en la calle Warnes 3077, donde permanece alojado a la espera de ser indagado durante esta jornada por la fiscal a cargo de la causa, Silvia Bussano, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Lanús.

Para lo investigadores, con la detención de Ortiz, los dos presuntos responsables del homicidio de Morena ya están presos, ya que el otro imputado, Miguel Humberto Madariaga (25), alias ‘Miguelito’, había sido atrapado poco después del hecho y fue procesado con prisión preventiva.

Ambos están imputados por «homicidio en ocasión de robo», delito que prevé una pena de 10 a 25 años de cárcel.

El 8 de este mes, la Fiscalía General del departamento judicial Avellaneda-Lanús había difundido la foto de Ortiz e informado que estaba prófugo en la causa, luego de liberar a Darío Ángel Madariaga (28), alias ‘Lolo’, hermano del otro detenido, al determinar que no había participado del hecho.

El crimen de Morena Domínguez

El crimen de estudiante de tan solo 11 años ocurrió minutos antes de las 7.30 del 9 de agosto pasado, cuando Morena fue asaltada en momentos en que llegaba a la Escuela Almafuerte de la calle Molinedo al 3200, de Villa Diamante, partido de Lanús, en el sur del conurbano.

La secuencia quedó grabada por una cámara de seguridad municipal que se convirtió en una prueba clave de la causa, ya que allí se observa que Morena cae al asfalto cuando es abordada por los dos motochorros, tras lo cual el que viajaba como acompañante se bajó para agarrar alguna de sus pertenencias y luego volvió a abordar el vehículo para escapar.

Un automovilista que fue testigo de la secuencia intentó encerrar a los delincuentes, que también fueron corridos por un barrendero, pero éstos lograron escapar del lugar a toda velocidad, según quedó también registrado por la cámara.

► El reclamo de justicia por Morena en su escuela.

También se vio que, luego de la huida de los delincuentes, un hombre se acercó a asistir a la víctima, pero la niña quedó sentada en el asfalto sin poder reincorporarse.

De acuerdo al resultado preliminar de la autopsia realizada en la morgue judicial de Lomas de Zamora, la niña murió como consecuencia de «un fuerte golpe en la zona abdominal» que le provocó lesiones en el riñón y en el hígado y sufrió una «hemorragia interna».

Morena se descompensó mientras esperaba la asistencia del SAME y, cuando llegó la ambulancia, el médico realizó maniobras de reanimación y la trasladaron en estado crítico al Hospital Evita, donde falleció producto de un paro cardiorrespiratorio, según informó la policía.

El caso causó gran conmoción y a cuatro días de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para elegir precandidatos presidenciales, a la gobernación y a cargos legislativos, varios candidatos suspendieron sus actos de cierre de campaña.