En el DNU que establecerá la novena prórroga de la cuarentena se incluirá una norma que suspenderá hasta el 16 de agosto los encuentros sociales en todo el país, un consenso para bajar la transmisión en las zonas con mayor apertura de actividades.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, dijo este domingo en el reporte matutino que se trata de una medida a la que se llegó en acuerdo con el consejo de expertos y las autoridades de los municipios y jurisdicciones.

Vizzotti afirmó que «el aumento de casos que se ve en las provincias que pasaron de ASPO (aislamientos social preventivo y obligatorio) a DISPO (distanciamiento social preventivo y obligatorio) es importante, y es por eso que en el DNU de mañana (por este lunes), en esta nueva normativa y por estos 15 días, hasta el 16 de agosto, se van a suspender las reuniones sociales en todo el territorio nacional».

La funcionaria agregó que la medida es «para que allí donde hay brotes se puedan controlar y para que allí donde no hay brote podamos minimizar la posibilidad de tenerlo».

En sintonía con lo que anunció el Presidente el viernes pasado, Vizzotti insistió: «El riesgo aumenta en las reuniones sociales tanto en los lugares donde está autorizado hacerlas como donde no está autorizado y se realizan igual».

La viceministra de Salud aseguró también que «las medidas generales son las más fáciles y a las vez las más difíciles de cumplir en un contexto de cercanía», en referencia a que en las reuniones sociales se distienden las recomendaciones básicas como lavarse las manos, usar tapabocas, ventilar los ambientes, lavar las superficies, toser o estornudar tapándose con el pliegue del codo y mantener dos metros de distancia.

Vizzotti también remarcó que dentro del ámbito laboral, a pesar de que se cumplan los protocolos, los momentos de comida o de descanso son focos de contagio porque «nos sacamos el tapabocas para comer, son ambientes cerrados, y lo mismo ocurre en las reuniones sociales, tanto donde está autorizado como donde no está».

Desde mañana, las ciudades del territorio nacional que no se encontraban en aislamiento social, preventivo y obligatorio, deberán atenerse a la resolución del Ministerio de Salud en consenso con el consejo de expertos y las autoridades provinciales: la suspensión de las reuniones sociales. Hasta el 15 de agosto, todo encuentro entre varias personas en el país será clandestino.