Una docente de Moreno sufrió hoy un brutal secuestro, cuando desconocidos la subieron a un auto y luego de ponerle una bolsa en la cabeza le escribieron en la panza con un punzón: «Ollas no». El hecho se da en el marco de una situación de fuerte conflicto en las escuelas de ese distrito, tras la explosión de gas en la Escuela N° 49 en la que murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar docente Rubén Rodríguez.

El ataque lo sufrió una docente del Centro Educativo Complementario (CEC) N° 801 de Moreno y fue denunciada por Suteba, desde donde señalaron que ya se habían registrado dos amenazas anteriores al ataque a esa institución.

Todos los hechos surgieron en el marco de las «ollas» que se realizan en los establecimientos de Moreno que se encuentran cerrados tras la tragedia, que surgieron para reemplazar a los comedores de los colegios mientras las clases están suspendidas.

“En la escuela ya habían pegado un cartel del lado de adentro días atrás: la próxima olla es en Guemes y Roldan con la dirección del cementerio”, informaron desde Suteba.

“Esto es gravísimo, las autoridades tienen que tomar parte urgente ya. La gobernadora Vidal y el ministro Sánchez Zinny son los principales responsables” de lo que pudiera suceder, indicó el titular de Suteba, Roberto Baradel.

En tanto, desde la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires emitieron un comunicado en el que afirman que «repudian profundamente el lamentable hecho de violencia».

«Estamos acompañando a la docente con nuestros inspectores de la Dirección de Psicología Social en la UFI 5 de Moreno para radicar la denuncia correspondiente. Junto con el Ministerio de Seguridad, de Justicia y la fiscalía estamos trabajando para poder esclarecer lo antes posible este lamentable hecho», informaron.