Dieciséis vuelos fueron cancelados y una decena están demorados, lo que afecta a más de 3.700 pasajeros, debido a una medida gremial llevada adelante por personal de la empresa de servicio de rampas Intercargo, informaron a Télam fuentes aeroportuarias.

Desde esta madrugada, los empleados de Intercargo, pertenecientes al gremio de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), realizaban asambleas afectando el normal desarrollo de los servicios.

La empresa JetSmart aseguró a través de un comunicado que la protesta «se efectuó sin aviso previo» por parte de los trabajadores y aclararon que “JetSMART es cliente de Intercargo y no tiene personal propio que tenga que ver con las tareas que realiza el proveedor o que puedan estar dentro del encuadre sindical de APA”.

Hasta el momento, según informó Jetsmart, los vuelos cancelados son 16, siete saliendo de Aeroparque, entre ellos uno internacional a Santiago de Chile, y el resto desde otros aeropuertos. No saldrán vuelos de Jetsmart con destinos a Mendoza, Chapelco, Neuquén, Córdoba, de Mendoza a Salta y a Corrientes.

En el escrito, JetSmart afirmó que son «circunstancias totalmente ajenas a la empresa» y pidieron a los pasajeros «que sigan y actualicen la información relativa a sus vuelos” en el sitio web de la compañía o de manera telefónica al 11 2206 7799.

Una medida similar en agosto

Una medida similar en el mes de agosto, se extendió por más de 20 horas y provocó momentos de tensión en Aeroparque y Ezeiza, ya que en esa ocasión se suspendieron más de 60 vuelos de JetSMART y LATAM y hubo 12 mil pasajeros damnificados, mientras que también afectó parte de la operatoria de las terminales de Córdoba y Mendoza.

La empresa Intercargo realiza los servicios de rampa, tanto en Aeroparque como en Ezeiza, para todas aquellas compañías que no poseen Handling propio, como si lo tienen Aerolíneas Argentinas, American Airlines y Flybondi.

En este caso el mayor perjuicio lo está sobrellevando Jetsmart, ya que la medida se circunscribe a Aeroparque y tiene su origen en el incumplimiento por parte de la empresa de servicios de handling Swissport, de una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, y no reincorporó a una trabajadora.

Las fuentes indicaron que la cartera laboral fiscalizó la situación y constató con inspectores la irregularidad de parte de la compañía.