El debate del proyecto de despenalización del aborto en la Cámara de Diputados estuvo acompañado desde ayer por multitudinarias movilizaciones a favor y en contra de la iniciativa, que incluyeron acampes y una vigilia en la Plaza del Congreso a la espera de la votación.

Las expresiones que acompañaron el proyecto se reunieron frente al Parlamento a partir de las 12:00, en tanto que los que se oponen a la medida convocaron para las 18:00, en medio de una plaza dividida a la mitad para evitar enfrentamientos.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito llamó a una movilización ayer «para esperar la sanción con un festival y una vigilia».

«Tras dos meses de debate los diputados pueden dar un paso histórico y legislar por el derecho al aborto, que en la Argentina se ha esgrimido como deuda impostergable de la democracia; la principal reivindicación del movimiento de mujeres, lesbianas, travestis, trans y feminista, y por la cual la mayoría de la población se ha manifestado a favor», sostuvo la Campaña.

En un comunicado, resaltó que «fue el masivo movimiento de mujeres que lo ha instalado en la agenda política y la Campaña no ha bajado los brazos para que el derecho al aborto sea ley», afirmó la organización.

Imagen relacionada

De esta manera, durante todo el día hubo bandas en vivo, charlas y talleres, una feria feminista y se transmitirá la sesión.

La vereda de «enfrente»

En tanto, Unidad Provida convocó a concentrarse en las inmediaciones del Congreso a partir de las 18:00, para manifestarse en contra del proyecto.

Colocaron un escenario en Entre Ríos y Alsina, y también hubo carpas temáticas, donde se recibieron donaciones de pañales y leche en polvo para distribuir entre entidades que acompañan a la maternidad vulnerable.

El evento, denominado «Salvemos las dos vidas», se pudo seguir vía streaming y a través de las redes sociales en todo el país y desde el exterior con los hashtags #Salvemoslas2Vidas y #NoalAbortoenArgentina.

Además, desplegaron una bandera de más de cien metros de largo con la inscripción «Salvemos las dos vidas» hasta el desenlace de la votación.