La precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina FernándezL, afirmó este sábado no entender «cómo algunos salen a militar el ajuste y demuestran falta de solidaridad», al presentar su libro Sinceramente en Mendoza.

La presentación fue a las 15 en el Centro de Congreso y Exposiciones Francisco, en el parque Agnesi, a unos 45 kilómetros al este de la capital provincial, según informaron los organizadores.

«No creo que se puedan aguantar cuatro años más de estas políticas y de este maltrato. La gente no puede tolerar más ajuste, aumentos de precios y tarifas», señaló la expresidenta y aseguró «no entender cómo algunos salen a militar el ajuste y demuestran falta de solidaridad».

Por otra parte, se refirió a la polémica que generó al referirse a las segundas marcas como «pindonga» y «cuchuflito» cuando habló la semana pasada en Mar del Plata.

Y, respecto de las palabras que utilizó en su discurso de la semana pasada que generaron repercusión por su tono coloquial, dijo que «debía hacer cómo Máximo (Kirchner, su hijo) y decir que eran cosas Cadornas», con lo cual agregó otro adjetivo para aludir a una aparente baja calidad de un producto.

En ese sentido, agregó a modo de interrogante: «¿El presidente y la gobernadora le dan a sus hijos leche que no es leche?».

Fernández calificó como «terrible» que «hayan convencido a los trabajadores» que «estaba mal lo que pagaban de tarifas y que era correcto que a los terratenientes les quitaran las retenciones».

 

 

La senadora también cuestionó el rol de los medios de comunicación social al considerar que durante su gobierno actuaron como «picasesos» y dijo que hoy «blindan al gobierno de Macri, pero todo tiene un límite y es la realidad».