La crisis económica que sufre el país no es inherente a ningún sector. En el primer día de septiembre comenzó a aplicarse el aumento en combustibles. Además, comunicaron el aumento de la canasta básica durante el mes de agosto fue de 3,64%.

Según un estudio realizado por la Asociación Consumidores Libres, en agosto del año pasado el incremento había sido del 1,66% y el acumulado había arrojado un avance de 12,36%. En comparación con dicho mes hubo un aumento del 1,98% respecto al año anterior, mientras puntualizó que «el acumulado de 2018 registró un alza del 9,99% frente al de 2017».

Harina y todos sus derivados, lácteos, yerba, y productos congelados
son los artículos que mas aumentaros. 

El informe destaca que el seguimiento se llevó a cabo en supermercados y centros de abastecimiento de los barrios porteños de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya.

Los productos más afectados donde fueron aplicados los principales ajustes fueron en la caja de té de 50 unidades que llegó a aumentar un 12,85%; en el kilo de pollo ya que subió 12,07% y en las tapas de empanadas de doce unidades, el precio trepó 9,31%.

También registraron fuerte incrementos la leche de 8,77%; y el kilo de harina de 8,7%.