El Gobierno oficializó la actualización a $1.000.000 del monto máximo de la línea de créditos ANSES destinada a personas trabajadoras en relación de dependencia y aportantes al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

La medida anunciada el pasado 1 de noviembre por el ministro de Economía, Sergio Massa, y la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta, que podría alcanzar a un universo de más de 5,4 millones de personas que cumplan con los requisitos, entró en vigencia desde este miércoles tras la publicación del Decreto 588/2023 en el Boletín Oficial.

El préstamo tendrá una Tasa Nominal Anual (TNA) del 50 % para todos los plazos de amortización, mientras que en todos los casos, la relación cuota-ingreso del crédito otorgado no podrá superar el 20 % de la remuneración bruta mensual.

En los considerandos del Decreto se aclara que el acceso al crédito es “para las personas trabajadoras en relación de dependencia y aportantes al SIPA, cuyas remuneraciones no se vieran alcanzadas por el Impuesto a las Ganancias, siempre que la relación laboral tuviera una antigüedad no menor a 6 meses continuos bajo el mismo empleador o la misma empleadora, y en las condiciones establecidas en la Ley N° 24.241 y sus modificatorias”.

La ampliación del importe máximo a solicitar es de un 150%, al pasar de los $400.000 dispuestos anteriormente al $1 millón actual. La actualización va en consonancia con las modificaciones en el monto de la remuneración y/o del haber bruto alcanzado por el Impuesto a las Ganancias, que se situó en 15 Salarios Mínimos, Vitales y Móviles (SMVM), lo que arrojó un total, a octubre de 2023, de $1.980.000.

El crédito que regía hasta la entrada en vigor del nuevo fue solicitado por alrededor de 250.000 personas aportantes al SIPA, que “pudieron obtener créditos, en condiciones convenientes, orientados a la promoción del consumo interno y a facilitar procesos de desendeudamiento de las familias trabajadoras”, según precisó el documento oficial.

La solicitud del nuevo préstamo puede realizarse exclusivamente a través de la web del organismo, www.anses.gob.ar, o por la aplicación mi ANSES, todos los días de 10 a 20 horas.

Créditos ANSES: las condiciones para cobrarlo

  • La tasa subsidiada es del 29% para jubilados y pensionados que pidan un crédito de hasta $600.000.
  • Los créditos otorgados se efectivizarán por transferencia bancaria en la cuenta donde los titulares perciban las prestaciones liquidadas de ANSES.
  • Amortización: la amortización del crédito se efectivizará mediante el pago de cuotas mensuales y consecutivas que se debitarán en forma directa. Las cuotas incluyen pago de capital, intereses y gastos operativos
  • Límites de afectación del haber: el haber previsional solo podrá ser afectado hasta un 30% para beneficiarios del SIPA y de un 20% para beneficiarios de PNC, PUAM, AUH y SUAF.
  • Seguro de vida: ANSES contratará un seguro de vida colectivo sobre el saldo deudor del préstamo. El solicitante deberá asumir el pago de las primas de la póliza de seguro.
  • Refinanciación: ANSES podrá otorgar refinanciaciones sobre saldos adeudados, que serán deducidos de las prestaciones presentes o futuras que perciba el titular, siempre que la liquidación o pago de la prestación estén bajo ANSES.
  • Cancelación anticipada: el crédito podrá ser cancelado anticipadamente a partir de su acreditación en la cuenta bancaria del titular.
  • Irrevocabilidad de la Solicitud de Préstamo. La solicitud del préstamo no puede ser revocada una vez que fue presentada ante la ANSES para su aceptación.
  • Mora: la mora se producirá en forma automática por el solo vencimiento de los plazos sin necesidad de intimación o requerimiento judicial o extrajudicial ni comunicación previa alguna. Sobre cualquier deuda vencida e impaga del crédito, la ANSES podrá cobrar intereses moratorios, adicionales a los intereses compensatorios, a una tasa equivalente al 50% (cincuenta por ciento) de los compensatorios.
  • Cesión de titularidad del Beneficio: los tomadores de créditos no podrán ceder la titularidad o el cobro de la prestación hasta la cancelación del crédito.