El caso de Sheila Ayala, la nena de diez años que era intensamente buscada desde hace cuatro días en el partido de San Miguel, tuvo el peor final. El cuerpo de la menor fue encontrado atrás de una pared en construcción, atado y dentro de una bolsa, en el predio en el que vivían los tíos que, tras el hallazgo, se quebraron y confesaron el crimen. La autopsia comenzará este viernes a la mañana pero los peritos que trabajaron en el lugar sospechan que podría haber sido ahorcada.

Resultado de imagen para leonela ayala facebook


«Tomamos droga y alcohol. No sabemos cómo llegamos a esto»
, dijeron ante las autoridades policiales los tíos de la nena, confesión que deberá ser ratificada ante el fiscal de la causa para que tenga validez.

Al momento del hallazgo del cuerpo, los primeros peritajes determinaron que Sheila tenía una marca en su cuello, signos de haber sufrido una «muerte violenta» y eso habría sucedido entre 72 y 120 horas atrás, según explicó el jefe del operativo en el predio, el comisario mayor Jorge Figini.

«El cuerpo estaba en un predio contiguo a un lugar donde estaba viviendo la familia. En un costado, en un lugar mezclado con basura y dentro de una bolsa, se encontró el cuerpo», detalló Figini.

Conmoción nacional por el asesinato de Sheila en San Miguel

De esa forma, todo indicaría que los tíos ahorcaron a su sobrina el mismo domingo que el papá denunció la desaparición. Sin embargo, se tendrá que reconfirmar con la autopsia que se realizará al mediodía.

El caso tomó un giro inesperado ya que, Leonela Ayala y su marido, Fabián Ezequiel González Rojas, los tios de la víctima, en las horas y dias de búsqueda, se mostraban muy activos frente a los medios y redes sociales reclamando por la aparición de Sheila.

Resultado de imagen para leonela ayala facebook

Por su parte, el procurador de la provincia, Julio Conte Grand, afirmó que «la primera aproximación a la investigación parece confirmar la autoría por parte de un tío de la chica y la coparticipación de su mujer. La fiscalía va a tomar las declaraciones a ambas personas a la brevedad y en función de eso se va a avanzar en la confirmación de esta primera aproximación a la situación»

De todas maneras, el procurador general bonaerense advirtió en que está «acreditado, pero no volcado en la causa oficialmente y que se encuentra en la investigación, por referencias informales, es que probablemente la madre de la chiquita realizara actividades de narcomenudeo en el hogar donde vivía Sheila«.