La cámara Federal de Mar del Plata confirmó “provisoriamente” al juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla al frente del expediente en el que se investiga una asociación ilícita dedicada a la extorsión y el espionaje ilegal por la que se encuentra detenido el falso abogado Marcelo D´Alessio.

El tribunal de apelaciones le ordenó al magistrado que avance, con celeridad, con “todas aquellas medidas procesales pendientes tendientes a una integral determinación de los hechos que constituyen el objeto del proceso”, según consta en el fallo.

 

Ramos Padilla inició la causa a partir de la denuncia del productor agropecuario Pedro Etchevest contra el falso abogado y espía Marcelo D´Alessio, quien le exigía dinero para no aparece mencionado en la causa de los «Cuadernos de la corrupción».

Tras la detención de D´Alessio y el secuestro de sus celulares se reveló una amplia red de espionaje y extorsión, que según el magistrado incluye al propio Stornelli, a quien declaró en rebeldía tras faltar en cuatro oportunidades a prestar declaración.

El respaldo de la Cámara Federal a Ramos Padilla (el tercero desde que se inició la causa) deja al juez libre para avanzar con medidas de prueba clave para determinar la viabilidad de la causa: es que hasta ahora, con el argumento de que había impugnaciones en su contra, el fiscal del caso se había negado a cumplir ciertas medidas.

En el fallo, la Cámara dispuso que «el Juzgado Federal de Dolores sea el Tribunal Federal que continúe provisoriamente a cargo del conocimiento y la investigación de las actuaciones principales, por ser el juez que ha prevenido en estas actuaciones».

Para los jueces, «de momento, su incompetencia devendría prematura en virtud del estado embrionario de la investigación en curso y no contarse con el análisis de todos los elementos de juicio relevantes para precisar debidamente el contorno delictivo investigado».

Además, insta al juez Ramos Padilla a «disponer con la celeridad que el caso impone, la realización de todas aquellas medidas procesales pendientes, tendientes a una integral determinación de los hechos que constituyen el objeto del proceso, y asignar el encuadre jurídico en los términos típicos que correspondan».