La Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento con prisión preventiva del ex ganador de Gran Hermano Marcelo Corazza por corrupción de menores al reclamarle a un adolescente de 17 años el envío de material sexual.

Se trata de una decisión de los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, que confirmó la acusación de primera instancia del juez Ariel Lijo, quien sumó más pruebas contra el mediático quien permanece detenido en una cárcel federal. 

“Dicha asociación ilícita tenía como objetivo la materialización de delitos indeterminados, entre los que se cuentan la trata de personas con fines de explotación sexual, abusos sexuales, promoción de la prostitución de menores, corrupción de menores y tenencia y producción de material pornográfico infantil”, evaluó el Tribunal en su fallo.

Sobre Corazza, la Cámara entendió que las pruebas “dan por acreditado con el grado de probabilidad necesario para ésta etapa del proceso que su relación con la Víctima XVI comenzó cuando ésta era menor de edad e implicó la remisión de fotos y contenido de índole sexual a cambio de regalos”.

La víctima tenía 17 años, él mismo declaró en la causa y aseguró que las fotos y videos que le mandaba a Corazza con contenido sexual era por “plata, por necesidad”. Esos envíos eran como contraprestación con pagos de entre 5 y 6 mil pesos. Ello da cuenta -según los jueces – de un “abuso de la situación de vulnerabilidad”.

“El envío del material sexual devino en encuentros personales, los que se llevaron a cabo manteniéndose la relación de poder existente entre el imputado”, remarcaron los jueces.

“Todo ello permite colegir que el aprovechamiento desplegado por Corazza cuando Víctima XVI aún era menor de edad tuvo un impacto lo suficientemente fuerte como para, cuanto menos, generar un marco propicio que promoviera la alteración de su normal desarrollo sexual, evidenciado entre otros puntos por el tratamiento psicológico que el damnificado inició a raíz de los hechos relatados”, concluyó.

Corazza ya estaba detenido por otros dos hechos que fueron calificados como asociación ilícita destinada al abuso sexual de menores de edad. Junto con él y por delitos incluso más graves están detenidos André´s Charpenet, Francisco Angelotti, Raúl Mermet y otro hombre de 25 años.