Al término de una maratónica y convulsionada sesión, la cámara de Diputados dio media sanción esta mañana al proyecto de Presupuesto 2019, que le da aire al Gobierno de cara a la reunión de mañana viernes con el Fondo Monetario Internacional, que exigía ese avance parlamentario para aprobar el nuevo acuerdo Stand By con el organismo internacional.

La votación se saldó con 138 votos a favor -3 más de los necesarios-, 103 en contra y 8 abstenciones, tras 18 largas horas que incluyeron tensiones entre oficialistas y opositores en el recinto, y disturbios afuera del Congreso entre la policía y manifestantes contrarios al ajuste económico que implicará la ley.

Resultado de imagen para diputados aprobo el presupuesto 2019

El proyecto, que en los hechos formaliza un duro ajuste de las cuentas públicas y un aumento de los impuestos en línea con las peticiones del FMI, debe pasar ahora al Senado para su aprobación definitiva, antes del inicio de la cumbre del G20 pautado para el último día de noviembre. 

El Gobierno contó con el respaldo
de diputados del peronismo federal
y de otras fuerzas que también
responden a los gobernadores, que
negociaron a cambio obras y fondos
necesarios para sus provincias.

La sesión empezó poco antes del mediodía de ayer y se alargó hasta las 5.45 horas locales de hoy, cuando se llevó a cabo la votación final, en la que el oficialismo contó con el respaldo de diputados del peronismo federal y de otras fuerzas que también responden a los gobernadores, que negociaron a cambio obras y fondos necesarios para sus provincias.

De esta manera, el oficialismo también pudo avanzar con cuatro iniciativas complementarias al Presupuesto: los cambios en el impuesto a los Bienes Personales, la adenda al Pacto Fiscal, la suspensión del ajuste por inflación en los balances de las empresas, para no perder una recaudación -al haberse disparado la inflación- de 100.000 millones de pesos, y la creación del monotributo social para cañeros, tabacaleros y yerbateros.

Mientras tenía lugar el debate, afuera del recinto movimientos sociales y organizaciones sindicales se manifestaban contra el Presupuesto redactado por el Ejecutivo del presidente, Mauricio Macri.

Los incidentes se desataron cuando un grupo de manifestantes intentó romper el vallado de seguridad y comenzó a arrojar piedras a la policía, a lo que los efectivos respondieron con chorros de agua, gases lacrimógenos y disparos de bala de goma. Los enfrentamientos, que se extendieron a otros puntos del centro de la capital, se saldaron con 26 detenidos.

En el recinto, la sesión se interrumpió con dos cuartos intermedios producto del clima de fuerte tensión que tuvo su punto álgido cuando el macrista Nicolás Massot y el kirchnerista Daniel Filmus debieron ser separados en medio del tumulto que se produjo en el sector de bancas donde se sientan los legisladores del oficialismo.

Resultado de imagen para diputados presupuesto

Oradores

En los discursos de cierre, Graciela Camaño, jefa del bloque del Frente Renovador, fustigó al Gobierno y a los K: “Se termina el marketing político de los consultores caros, nunca hubo lluvia de inversiones, el gradualismo pasó sin pena ni gloria, nunca convergieron las variables y formó parte del relato de Macri que intenta centrar el origen de todos los males pasados en el gobierno anterior”. Pero Camaño sostuvo en alusión a los K que “nadie puede erigirse en fiscal de nada. En 2010 fue escandalosa la operación del oficialismo para lograr los votos de la oposición al Presupuesto”.

El diputado de Cambiemos Luciano Laspina defendió el proyecto y sostuvo que “para que Argentina crezca y haya estabilidad” debe haber déficit cero. Al hacer un repaso por la historia de la economía argentina, enumeró que “default, devaluación, cepo, hiperinflación, corralito, Rodrigazo” fueron “distintos ropajes” de “una misma razón, que es el desequilibrio de las cuentas públicas”.

Agustín Rossi,titular del bloque kirchnerista, criticó el “apuro” oficial para debatir el proyecto, que atribuyó a la necesidad de “llevarle algo al Fondo Monetario Internacional” que el viernes tratará el memorándum de entendimiento firmado por este Gobierno, y reprochó que nadie en la Cámara conozca qué es lo que el mismo dice.

“La realidad es que el FMI nos diseña el Presupuesto que estamos tratando hoy y al mismo tiempo nos marca la agenda legislativa. Es decir que estamos sesionando hoy acá porque es lo que marca el Fondo”, sostuvo, considerando entonces que este Gobierno es “la escribanía del Fondo Monetario”.