El Gobierno nacional anunció en las últimas horas que realizará sorteos de autos, motos y electrodomésticos tanto para compradores como para comerciantes cumplidores del programa “Compre sin IVA”.

El objetivo es promover la formalización, eliminar las ventas no registradas y garantizar su cumplimiento, según informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). La medida tiene un curioso antecedente en un programa desarrollado durante el Gobierno de Carlos Menem.

“Para que ningún comerciante se haga el pícaro, vamos a establecer un sistema de sorteo. Vamos a sortear coches, motos y electrodomésticos; para los que hacen compras con la tarjeta y para el comerciante que pone el posnet”, fueron las palabras de Massa en La Rioja, tras el acto en el cual entregaron 520 viviendas en la provincia.

El ministro y candidato no oficializó cuáles son los modelos de autos y motos que estarán incluidos en los sorteos. Sin embargo, adelantó que la medida entrará en vigencia el próximo lunes.

“Es la medida más progresiva que podemos tomar en materia impositiva y además hacemos esfuerzo fiscal sobre la base de renunciar a otros gastos del Estado”, sostuvo por su parte, Carlos Castagneto, titular de la AFIP.

El programa establece una devolución de hasta $ 18.800 por mes, para compras de productos de la canasta básica realizadas con tarjetas de débito y alcanza a 9 millones de trabajadores que cobran salarios de hasta $ 708.0000.

El importe será reintegrado en la cuenta bancaria del comprador en un plazo de 48 horas desde efectuada y no requiere hacer ningún trámite ni habilitación previa.

La medida anunciada por el Ministerio de Economía beneficia a más de 2,3 millones de monotributistas puros, 440.000 trabajadoras de casas particulares, jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).