El fiscal platense Sebastián Scalera convocó este lunes a declaración indagatoria para el próximo 1 de noviembre al secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, a quien acusa de ser el «jefe» de una asociación ilícita que hacía negocios en torno del club Independiente.

Scalera, que la semana insistió en su pedido de detención contra Moyano, ahora lo citó para el próximo jueves, según confirmaron fuentes judiciales.

El fiscal también recusó por «imparcialidad» al juez Luis Carzoglio, indicando que no se puede concebir la idea de que los barrabravas podían actuar aisladamente convirtiendo a la dirigencia deportiva en «simples extorsionados».

Entre las pruebas citadas por el fiscal hay una serie de transcripciones de conversaciones telefónicas. Scalera planteó en su apelación que las escuchas telefónicas entre los barrabravas del club, analizadas en la causa, «se invoca claramente a Moyano, dando consentimiento en muchas acciones».