Estados Unidos presentó una lista de importaciones chinas por 300.000 millones de dólares a las que podría imponer aranceles y China prometió «luchar hasta el final» en su guerra comercial con Washington, con la economía global en vilo por la disputa. La oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR) difundió su lista luego de que China anunciara ayer aranceles a importaciones estadounidenses por 60.000 millones de dólares.

A su vez, el anuncio chino fue en respuesta a la sorpresiva decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de aumentar derechos de importación a productos chinos por 200.000 millones de dólares, el viernes pasado. La respuesta por parte del vocero de la Cancillería china, Geng Shuang, fue «China luchará hasta el final». «Tenemos la determinación y la capacidad de salvaguardar nuestros intereses. Las contra medidas de China han mostrado nuestra resolución para garantizar el sistema de comercio multilateral«, agregó Geng, citado por la agencia de noticias china Xinhua.

En la Casa Blanca, Trump minimizó la gravedad de la disputa, que esta semana causó un desplome de los mercados, calificándola de «pequeña riña» entre amigos. La lista estadounidense, que enumera 3.805 categorías de productos, es un paso más en la amenaza de Trump del 5 de mayo de extender los aranceles del 25% a todos las importaciones chinas, dijo la oficina del USTR en un comunicado.

La ma misma «abarca esencialmente todos los productos» que aún no están sujetos a derechos de importación, agregó el USTR, que dijo que incluye bienes tan dispares como computadoras portátiles, hojas de sierras, partes de turbinas, atún y ajo. El USTR destacó que excluye los productos farmacéuticos y minerales de tierras raras usados en dispositivos electrónicos y baterías.