Las reservas internacionales del BCRA registran una caída de u$s4.790 millones desde el 22 de junio pasado, es decir, casi un tercio de los u$s15.000 millones que habían ingresado a las arcas de la entidad por el desembolso del primer tramo del préstamo de Fondo Monetario Internacional. 

El Banco Central informó que sus reservas, que llegaron a alcanzar los u$s63.270 millones, finalizaron en u$s58.480 millones. Así, en tan sólo 5 semanas, ya se perdió el 31,9% de los u$s15.000 millones otorgados por el Fondo. Las reservas registraron una caída ayer de u$s320 millones y desde el 22 de junio vienen disminuyendo (contando los ingresos por nueva deuda) a un ritmo de alrededor de u$s141 millones diarios.

Según señala en BAE Negocios el economista Federico Furiase, director de Eco Go, gran parte de esta caída tiene que ver con las licitaciones diarias de u$s100 millones que viene realizando el BCRA por cuenta del Ministerio de Hacienda. «De los u$s15.000 millones del FMI, u$s7.500 eran para recomponer reservas netas y los otros u$s7.500 para cambiarlos por pesos y financiar el déficit fiscal», indicó.

https://twitter.com/FedericoFuriase/status/1022819154628423680

Si bien el grueso de la baja de reservas de las últimas cinco semanas tiene que ver con el cronograma de licitaciones diarias del BCRA ya estipulado dentro del marco del acuerdo con el FMI, el hecho de que no se esté logrando recomponer esas divisas vuelve a poner en el centro de la escena el fuerte desequilibrio que existe en Argentina entre la salida y el ingreso de dólares, que en el último tiempo había sido compensado en parte con las colocaciones de deuda que venía realizando el Gobierno en el exterior.

Para el economista jefe de Radar Consultora, Martín Alfie, «es el síntoma de que no aparece nueva oferta de dólares» y de que «la única oferta que hay en el mercado es la que va vendiendo el Tesoro y eso es lo que va reflejando la caída de las reservas».