Tras los tweets de Elisa Carrió en donde buscaba «distender», parecía que la interna en la alianza Cambiemos podía aquietar las aguas, pero eso está lejos de suceder. Es que ayer, invitada a la mesa de Mirtha Legrand, la socia fundadora de Cambiemos volvió a disparar munición gruesa, no solo contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, sino contra el Presidente, Mauricio Macri.

Entre sus declaraciones, Carrió adelantó que mañana presentará en el Congreso Nacional un pedido de juicio político contra el ministro de Justicia: «El lunes presentamos el pedido de juicio político contra el ministró Garavano. A mi no me votó la gente para callar estas cosas«, expresó la legisladora. «No existe, nunca fue ministro, la Justicia la maneja (Daniel) Angelici», y aseguró que el funcionario es defendido en el Gobierno porque a sus miembros le agrada en su condición de «burócrata obsecuente».

 

https://www.youtube.com/watch?v=V3uKtewsffU

 

Además, Carrió dijo que «hay una oportunidad de recomponer» la alianza Cambiemos, pero advirtió que «en seis meses puede haber una ruptura».

También, ponderó la figura de Mario Quintana, quien renunció en agosto pasado a su cargo de secretario de Coordinación interministerial de la Jefatura de Gabinete de la Nación. «Se fue Quintana. Se fueron los mejores hombres y quedaron los peores«, dijo la diputada en el programa de Mirtha Legrand, en Canal 13.

La diputada afirmó que su deseo es que «Cambiemos gane las elecciones» y aseguró que al presidente Mauricio Macri lo quiere «mucho», aunque admitió que perdió «la confianza en el presidente en la lucha contra la corrupción».

 

https://www.youtube.com/watch?v=vSvqe4XL6ro

 

También apuntó contra la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) a que aseguró que «cumple un rol horrible y persigue fiscales». Sostuvo que en ese accionar «no tiene que ver el Presidente, pero hay parientes», mientras que mencionó que se intenta frenar la causa de la Constructora IECSA.

Asimismo, dijo que «no puede dormir», a causa de «las personas que pasan hambre» y recordó que el compromiso del Gobierno era con «la pobreza cero».