Buscan intensamente a un joven de 19 años que se cayó de un barco en el Río Luján, en la zona de San Fernando. En el catamarán había una fiesta electrónica de la que participaban cerca de 100 personas. La embarcación había salido de Olivos.

Prefectura ya montó un operativo en el lugar y cerró la navegación en el lugar. Según trascendió, el chico se tiró al agua. También, se supo que se trata del catamarán Libertad, una embarcación que se suele alquilar para uso turístico privado.

Todos los que estaban en el barco se encuentran demorados. De acuerdo a fuentes oficiales, este tipo de fiestas son bastantes habituales en la zona y no tendrían los permisos necesarios para realizarse.

Ariel, una de las personas que estaba en el barco, contó a TN que subieron a las 21.30 del jueves y que frenó alrededor de la 1 de la madrugada . «Quedamos varados en medio de Tigre sin saber qué hacíamos ahí, solo con el rumor de que alguien se había tirado del catamarán», relató. Y dijo que la fiesta era por el cumpleaños de un chico.

El testigo aseguró que al joven desaparecido le acercaron un salvavidas pero que «no les hizo caso» y que siguió nadando. Por eso, los hicieron bajar del primer piso hacia adentro y les pidieron que se quedarán ahí. Cerca de las 4 de la mañana llegó un operativo de Prefectura con lanchas al lugar y los trasladó hasta la sede de la fuerza de seguridad en Tigre.

«No sabemos por qué se tiró. Seguro que estaba alcoholizado o drogado», concluyó.