Con la presencia de la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde, arrancó este sábado en Buenos Aires la tercera reunión de los principales líderes de la economía mundial que integran el Grupo de los 20, que incluye a más de 55 jefes de delegación, entre ministros y titulares de autoridades monetarias de países miembro y representantes de organismos internacionales.Además, en la lista de invitados están al presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

 

Reunión de deputies de Finanzas

La llamada «foto de familia» de esta mini cumbre que se desarrolla en el Centro de Convenciones y Exhibiciones de Buenos Aires, también será distinta: El evento marcará el debut de Luis Caputo en la cumbre en su nuevo rol de titular del Banco Central, luego de la salida de Federico Sturzenegger en el marco de una brusca devaluación y suba de tasas.

Caputo fue uno de los comensales en la cena que ofreció anoche el presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos para «agasajar» en el día del amigo a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde. También participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y la esposa del mandatario argentino, Juliana Awada.

 

Resultado de imagen para cena Macri lagarde olivos

No bien llegó a la Quinta, y antes de probar los primeros platos, Lagarde se entrevistó con el ministro de Hacienda y el presidente del Banco Central, para repasar algunos números de las cuentas argentinas que el FMI comenzará a monitorear en el país en vivo y en directo: el organismo abrirá sus propias oficinas en Buenos Aires.

La inflación es uno de los ejes de la «auscultación» permanente del Fondo, ya que viene de marcar la suba más alta en dos años (3,7% en junio) y existe el riesgo de que no cierre dentro de los parámetros acordados. Esto abre lugar a la posibilidad de tener que pedir un “perdón” del Fondo (waver), o que el organismo imponga medidas.

G20

Las reuniones comenzarán con una discusión sobre los riesgos y oportunidades de la economía global, seguida de sendas sesiones sobre el futuro del trabajo y la infraestructura para el desarrollo, prioridades definidas por la Presidencia argentina para el G20 2018. Sobre el final del día, los delegados participarán de la tradicional foto de familia y disfrutarán de una función de tango en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

El domingo por la tarde, en el marco del cierre de las actividades oficiales a puertas cerradas, la presidencia argentina ofrecerá una conferencia de prensa para informar sobre los principales avances, que serán el sustento de las recomendaciones que llegarán a la Cumbre de Líderes, a fin de año.