Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es el nuevo presidente de México, al perfilarse con un amplio triunfo en las elecciones federales de ayer.

Según una estimación preliminar del Instituto Nacional Electoral (INE), López Obrador obtuvo entre el 53 % y el 53,8 % de los votos; mientras que Ricardo Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), cerca del 22 %; y José Antonio Meade del Partido Revolucionario Institucional (PRI), alrededor del 16 % de los sufragios.

«No voy a traicionar la confianza que depositaron en mí millones de mexicanos. Voy a gobernar con rectitud y justicia. No les fallaré ni traicionaré al pueblo. Tengo ideales y principios, de toda la vida. Quiero pasar a la historia como un buen presidente de México», aseguró López Obrador cuando celebró su victoria.

AMLO dio un discurso en el que dijo que no aspira a instalar una dictadura «abierta o encubierta» y que su pensamiento se sintetiza en una frase: «Por el bien de todos, primero los pobres».

«Los cambios serán profundos, pero se darán con apego al orden legal establecido. Habrá libertad empresarial, libertad de expresión, de asociación y de creencias», dijo. «Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior, el interés general», agregó.

López Obrador saluda a sus seguidores