El Ministerio de Trabajo de la Nación y el Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas acordaron ampliar las prestaciones de los kioscos dedicados a la actividad, que podrán entregar correspondencia, productos comprados a través del comercio electrónico, tarjetas de crédito y de débito, documentos de identidad y pasaportes.

Esta ampliación en las prestaciones de los canillitas era reclamada desde hacía tiempo por el gremio, ante la necesidad de compensar la caída de la facturación de los trabajadores del sector por la baja que viene experimentando la venta del diario en soporte de papel en coincidencia con el crecimiento del consumo de medios digitales.

El acuerdo se firmó en un encuentro entre el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Jorge Triaca; el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau; el secretario general del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas de Capital y Gran Buenos Aires (Sivendia), Aldo Lo Castro, y los representantes de la Sociedad de Distribuidores de Diarios y Revistas (Sddra), Carlos Taboada, Martín Codo y Héctor Emenguiya.

Se trata de una resolución complementaria al régimen de venta y distribución de diarios y revistas vigente, a partir de la cual se autoriza a los titulares de parada y reparto de diarios, revistas y afines y a los titulares de líneas de distribución de diarios, revistas y afines a incorporar las nuevas prestaciones.

“Los titulares de dichas actividades deberán solicitar una credencial adicional para contar con la autorización para prestar estos servicios”, indicó la cartera laboral en un comunicado.

El secretario general de Sivendia se mostró expectante por la nueva normativa y dijo que empezará a regir una vez que el Gobierno la publique en el Boletín Oficial, “en no más de 15 o 20 días”.

“Esto nace directamente de la necesidad de buscar alternativas de ingresos. Estamos sufriendo la era digital, que se lleva puesto la edición en papel de diarios y revistas, La caída de las ventas es abrupta. Con lo cual, nos obliga a una transformación, a una refundación. Nos tenemos que reinventar permanentemente”, dijo ayer Lo Castro en diálogo con LU6 Radio Atlántica.

El dirigente gremial aseguró que “el kiosco se tiene que transformar en una unidad polifuncional de servicios”. “Nos imaginamos que esto va a crecer paulatinamente. Tenemos muchas expectativas”, agregó.

Consultado sobre la posibilidad de que el kiosco de diarios y revistas deba recurrir a la contratación de empleados, Lo Castro dijo que el de canillita es “un trabajo personalizado”. “No es un comercio, es un trabajo, con lo cual lo regula el Ministerio de Trabajo”. En ese sentido, subrayó que la actividad principal seguirá siendo la venta de diarios y revistas, y que se le van a agregar las nuevas posibilidades para generar ingresos extras.

“Esto va a ser un aprendizaje, y seguramente nos va a dar la posibilidad de dar un servicio más a la comunidad. A eso estamos apuntando y vamos a trabajar firmes para lograrlo”, indicó.

El panorama para los canillitas empeoró en los últimos años. “Sufrimos la era digital. No tenemos más la hegemonía de la información. Antes, todo el mundo esperaba el diario para saber qué pasó”, recordó Lo Castro. “Hoy la información se nutre de muchas variantes, de muchas posibilidades. Basta con subir a un transporte público o ir a un bar y fijarse lo que tiene la gente en la mano: antes era el diario, hoy tienen un celular. Con lo cual, si no nos metemos en los tiempos modernos nos quedamos en la historia”, advirtió.