La interna del oficialismo está lejos de calmarse pese a los intentos de Mauricio Macri en este sentido. Es que luego de los fuertes cruces con Germán Garavano y las criticas luego del desplazamiento de funcionarios de la Afip, Elisa Carrió ahora negó que vaya a romper la alianza.

La actual diputada minimizó sus dichos del fin de semana en los que dijo haber perdido «la confianza en el presidente Mauricio Macri». «No se preocupen, no voy a romper Cambiemos. Pero hay cosas en materia de justicia que tienen que cambiar. La impunidad no es negociable», afirmó el domingo por la tarde.

Sin embargo, y pese a ratificar la no ruptura, lanzó una advertencia: «No rompo Cambiemos. La verdad no es buena ni mala, pero no tiene remedio«, ratificó apenas unos segundos más tarde, en otro twit, con la intención de que quede clara su postura.

Además, Carrió eligió una frase de  Martin Luther King para ¿finalizar? su descargo: «Nunca, nunca tengas miedo de hacer lo correcto. Especialmente si el bienestar de una persona o animal está en juego. Los castigos de la sociedad son pequeños en comparación con las heridas que infligimos a nuestra alma cuando miramos para otro lado».