El candidato presidencial de extrema derecha de Brasil y excapitán del Ejército, Jair Bolsonaro, dice ahora que no apoya la dictadura militar (1964-1985), según apunta la agencia Bloomberg, pese a que ha defendido el período dictatorial en numerosas ocasiones hasta el punto de dedicar su voto a favor de la destitución de la expresidente Dilma Rousseff al general que la torturó.

El polémico candidato, conocido por sus declaraciones de tinte machista, racista y homófobo, negó que fuera un dirigente de la ultraderecha: “No soy de extrema derecha. Señáleme un acto mío que sea de extrema derecha”, dijo Bolsonaro en su primera conferencia de prensa después de la primera vuelta del domingo pasado, en la que obtuvo 46% de los votos, frente a 29% del izquierdista Fernando Haddad.

Bolsonaro reiteró su voluntad
de limitar a 15 carteras el gabinete
ministerial.

 

El exmilitar intentó mostrarse moderado de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, donde las encuestas de intención de voto le dan la victoria con un 58% de los votos. Lo hizo en un debate simulado transmitido por el noticiero de la cadena Red TV con base en las respuestas que los aspirantes dieron en entrevistas realizadas por separado, ante la negativa de Bolsonaro de participar en debates televisivos. Aún se está recuperando de un apuñalamiento y continúa siguiendo consejos médicos de no enfrentarse a Haddad.

Entre tanto, Haddad, el socialista que sucedió a Luiz Inácio da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), prometía que su gobierno continuaría con las investigaciones de corrupción.

Bolsonaro, del partido Partido Social Liberal (PSL), reiteró su voluntad de limitar a 15 carteras el gabinete ministerial si llega a la jefatura de Estado, casi la mitad de las que existen ahora, mientras que Haddad anunció la creación de tres nuevas carteras que se sumarían a las 29 actuales.

Mientras Bolsnoaro dijo que dejaría solo los ministerios que fueran realmente necesarios y que acabaría con aquellas carteras que fueron creadas para pagar favores políticos, Haddad dijo que crearía ministerios para la mujer, la ciencia y la tecnología, y la igualdad racial.

Fuente: La Vanguardia.