Un grave escándalo sacude a la Universidad Nacional del Sur (UNS), con sede en la ciudad de Bahía Blanca, luego de que se conociera que un médico psiquiatra que trabaja en el Departamento de Sanidad fue acusado de 58 acosos sexuales.

Las víctimas, en su mayoría estudiantes que estaban a punto de ingresar a la UNS, aseguraban que el profesional, identificado como Fernando Lo Verde y que estaba a cargo de los estudios psicofísicos obligatorios, se comportaba de manera inapropiada. En detalle, hay jóvenes que hablan de tocamientos menores y preguntas fuera de lugar.

Lo Verde, actualmente de licencia médica, acumuló dichas exposiciones administrativas desde el año 2013, y según explicó el titular de la secretaría de Bienestar Estudiantil de la UNS, Agustín D’Alessandro, buscan separarlo de su cargo.

 

«Preguntaba detalles muy íntimos sobre la sexualidad de las chicas y en un caso le levantó la remera a una chica y le tocó la panza, cuando era psiquiatra y no tenía por qué», relató D’Alessandro, quien confirmó que no hay denuncias penales y sólo sumarios internos.

«Sus compañeros recomendaron que realizara tareas pasivas en Sanidad, yo quería mandarlo a un lugar donde no tenga contacto con el público», dijo el titular de Bienestar Estudiantil en declaraciones radiales.

D’Alessandro dijo que es acusado dentro de la Universidad por querer apartar a Lo Verde del trato con el público, pese a que ya no cumple las funciones en las que habría cometido los acosos, y que esto se debe a cuestiones políticas internas dentro del gremio no docente.

«Me acusan de una dictadura y defienden a este tipo como ‘el pobre médico'», lanzó y reforzó: «Yo no quiero que cumpla funciones, pero no me dejan. No se puede defender lo indefendible por politiquerías», concluyó.