La Secretaría de Energía acordó este viernes con las principales operadoras petroleras del país la importación de diez barcos de combustible para atender el «aumento reciente de la demanda», con «consumos inusuales» en la semana previa a las elecciones del 22 de octubre, por lo que «en los próximos días se solucionarán los faltantes», se informó este viernes.

Fuentes de la Secretaría señalaron a Télam que el acuerdo se selló tras un encuentro llevado a cabo con Pablo González (YPF), Martín Urdapilleta (Trafigura), Marcos Bulgheroni (PAE) y Andrés Cavallari (Raízen).

Además de la importación de una decena de barcos de combustibles, se acordó que se van a terminar las paradas técnicas de algunas refinerías en los próximos diez días y se aumentará la capacidad de refino en aquellas que tengan posibilidad.

En el encuentro se repasó que hubo récord de procesamiento en Raízen, así como altos niveles de utilización de la capacidad de refino en el país, y se le dio a Axion la posibilidad de aumentar el volumen de refinación.

En la reunión, las partes analizaron el «aumento reciente de la demanda» con «incrementos de hasta el 15% respecto al 2022», marcada por una mayor actividad tanto por por el fin de semana largo y «un récord de turismo» como por la actividad del sector agropecuario.

Asimismo, destacaron que en la semana previa a las elecciones «hubo consumos inusuales, alentado por la expectativa de una devaluación en algunas provincias».

Las mismas fuentes señalaron que las medidas buscan transmitir «tranquilidad a la población de que no habrá desabastecimiento y desalentar maniobras especulativas».

Además de la importación de una decena de barcos de combustibles, se acordó que se van a terminar las paradas técnicas de algunas refinerías en los próximos diez días y se aumentará la capacidad de refino en aquellas que tengan posibilidad.

Tras el encuentro con las operadoras, la Secretaria se reunió con representantes de los gremios de Estaciones de Servicio que también habían expresado su preocupación en las últimas horas.

La combinación de esos factores generó inconvenientes de abastecimiento en algunos puntos del país, lo que motivó el reclamo de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) y asociaciones provinciales de estacioneros.

Ante los faltantes de combustible, la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), solicitó al Gobierno Nacional «arbitrar las medidas conducentes a regularizar la situación planteada, adoptando todos los medios a su alcance, que permitan a las petroleras regularizar el abastecimiento de las estaciones de servicio. Todos necesitamos combustible y en estos momentos no hay el suficiente para atender a la demanda. Urge una pronta solución».

Foto archivo Victoria Egurza
► Royon encabezó la reunión en la Secretaría de Energía para resolver los faltantes de combustibles.

Asimismo, la entidad empresaria aclaró que las estaciones de servicio «no tenemos injerencia en la falta de una adecuada provisión de combustibles» y que el problemas de faltantes se «vienen profundizando en los últimos tiempos», ya que «lo que se inició con quiebres dispersos de stock en regiones o zonas puntuales, se ha ido generalizando rápidamente con mayor intensidad a todos los productos, a lo largo y lo ancho del país».

Por su parte, la Sociedad Rural Argentina (SRA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) advirtieron que «la falta de gasoil provocaría potenciales pérdidas que los productores no pueden afrontar, especialmente luego de una sequía histórica que aún continúa en diversas zonas».

«Es por eso, que las autoridades competentes deberán tomar cartas en el asunto para que el abastecimiento sea normal y la producción agropecuaria pueda desenvolverse con certezas», indicaron en un comunicado.