En medio de la tensión con las comunidades mapuches en Río Negro, el presidente Mauricio Macri participará este viernes en San Carlos de Bariloche de actividades de promoción turística junto con su ministro del área, Gustavo Santos, el gobernador Alberto Weretilneck y el intendente de la ciudad rionegrina Gustavo Gennuso, del oficialismo Juntos Somos Río Negro.

El arribo de Macri tendrá de fondo visible una protesta del gremio Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra), que ayer anunció que se concentrará en el acceso al aeropuerto y en el cerro Catedral para exigir la «readecuación» de la paritaria nacional «a la realidad de Bariloche».

Aunque el conflicto más profundo que sobrevolará el Presidente estará a pocos kilómetros del lugar donde se reunirá con empresarios del sector turístico.

El epicentro es, otra vez, Villa Mascardi, donde hubo un nuevo capítulo de enfrentamientos de la lof Lafken Winkul Mapu y fuerzas federales por la ocupación de un hotel abandonado en el lugar.

Resultado de imagen para enfrentamientos mapuches

De acuerdo a la versión entregada por el Gobierno, alrededor de las 14 horas de este jueves un grupo de desconocidos atacó con bombas molotovs y piedras a la fiscal Silvia Little, a funcionarios de Parques Nacionales y a miembros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), cuando se realizaba una inspección ocular en el Hotel Mascardi por orden del juez federal Gustavo Villanueva.

Según información oficial, los funcionarios fueron recibidos con piedras y bombas molotovs que eran lanzadas desde el área boscosa de la montaña y cercanías. El ataque pudo herir de gravedad a cualquiera de los funcionarios judiciales y a los directivos de Parques Nacionales, entre ellos su director Damián Mujica, que se encontraba presente, trascendió.