Las finales de la Copa Libertadores de América entre Boca Juniors y River Plate se jugarán sin hinchas visitantes el sábado próximo en La Bombonera desde las 17 y el sábado 24 a la misma hora en el Monumental, confirmó el presidente de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA), Claudio Tapia, tras la reunión que mantuvo este lunes con el presidente de Boca, Daniel Angelici, y el de River, Rodolfo D’Onofrio.

https://twitter.com/FOXSportsArg/status/1059485191566249985

Cerca de las 13.30 de este lunes, Tapia, D’Onofrio y Angelici ofrecieron una conferencia de prensa en la sede de la AFA, donde confirmaron mediante la lectura de un comunicado que no habrá público visitante en ninguno de los dos partidos a pesar de las declaraciones del Presidente de la Nación, Mauricio Macri, y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que garantizaban la seguridad para ambos partidos.

«A pesar del atractivo local e internacional que genera el súper clásico argentino con presencia de sus dos parcialidades, dicha medida puede generar inconvenientes para los socios de ambos clubes», dice el comunicado de la AFA.

La decisión se tomó pues además de los 4.000 lugares que debía asegurarse para los hinchas visitantes, también se debían descontar miles más para los cuerpos de seguridad en el estadio, informó la AFA, «acotando así considerablemente el espacio disponible para el público local».

El presidente Macri había pedido hace unos días que el superclásico argentino se jugara con público visitantes, debido a que, según él, se trata de una «final histórica».

Los presidentes de los clubes argentinos habían solicitado previamente que los partidos de ida y vuelta de la final de la Libertadores se jugaran los dos domingos, a petición de la comunidad judía en Argentina

 

Sin embargo, la petición fue desestimada y el partido de ida se jugarán los sábados 10 y 24 de noviembre a las 17.